top of page

Hacia una Arquitectura Sustentable: ¿Aislamiento interno o externo?

Cuando nos reunimos con nuestros clientes, ellos nos hacen la misma pregunta:


¿Qué tipo de aislamiento es el más adecuado, el interno o el externo?


La verdad es que depende de cada caso, pues hay muchas variables que influyen en la elección del aislamiento.


Antes, es necesario saber que un aislamiento eficiente debe ser continuo, incluyendo las paredes, el suelo y el techo. Esta idea te ayudará a evitar problemas de humedad y condensación, producidos por puentes térmicos.


Los puentes térmicos son esas áreas de la construcción por las que el calor penetra o se escapa, debido a aberturas o a cambio de materiales en la envolvente. En otras palabras, para que un aislamiento pueda mantener el confort y proporcionarnos ahorro energético, debe poder bloquear completamente el calor, el frío y la humedad.



Veamos en primer lugar, el Aislamiento Exterior: Aunque no pueda ser utilizado siempre, este aislamiento es el que ofrece más eficiencia, al proporcionar las siguientes ventajas:


· Permite eliminar los puentes térmicos, al ser aplicado de forma continua.


· Aprovecha la inercia térmica de los muros, disminuyendo las pérdidas de calor en invierno y manteniendo el ambiente más fresco durante el verano.


· Puede proporcionar aislamiento contra el ruido exterior.


· Evita los problemas de condensación y humedad, gracias a que ofrece una barrera impermeable al aire.


En resumen, el aislamiento exterior permite disminuir la existencia de puentes térmicos con un mínimo riesgo de problemas de humedad, mientras garantizas la hermeticidad y el control térmico del edificio.

Asimismo, existen varios tipos de aislamiento externo como el poliuretano proyectado y las fachadas ventiladas.


¿Cuándo usar Aislamiento Interno?


A pesar de todas sus ventajas, en algunas restauraciones o intervenciones en construcciones ya existentes, no se puede utilizar el aislamiento exterior, ya que dañaría la estética de la fachada original de algún edificio histórico. Así que será necesario evaluar si existen algunas de estas limitaciones en cada caso.


Existen sistemas constructivos muy eficaces que logran hasta un 50% de ahorro en climatización. Aportan aislamiento acústico, estableciendo mayor control de los puentes térmicos, que otros sistemas interiores.