3 Tips para Recuperar el Equilibrio en Medio de la Incertidumbre

Llevamos ya casi un año muy intenso y es natural que nos hayan pasado la cuenta. Yo misma reconozco no era muy consciente de hasta qué punto me había afectado a nivel emocional toda esta crisis que hemos vivido a raíz de la pandemia, hasta que vi en mis propios hijos reacciones que nunca habíamos esperado. Sentía que estábamos protegidos y que eso no debería afectarnos en nuestras conductas habituales.


He estado conversando con varias personas a raíz de eso y muchas me han expresado lo mismo: se sienten cansadas, desgastadas y sin foco. Muchas tienen altibajos emocionales, les cuesta desconectar y descansar, o están sin muchas ganas de hacer nada.


Puede que tú tengas alguno de esos síntomas u otros distintos, pero lo que sí es cierto es que nuestro equilibrio emocional y energético se ha visto afectado.

¡Y es normal!


Por eso, hoy quiero compartir contigo 3 tips muy sencillos para que puedas recuperar el equilibrio y volver a tu centro, independientemente de todo lo que esté ocurriendo.


Porque aún cuando sigue habiendo incertidumbre en el ambiente, es posible transitar esta época desafiante con tu energía equilibrada y en sintonía.


Ahí van:



Tip 1: Reconoce cómo te sientes


Es muy importante ser totalmente honestas con nosotras mismas y reconocer cómo estamos de verdad. Yo misma estaba en un estado de negación hasta hace muy poco, tal como te comenté, convencida de que estaba todo controlado… pero lo cierto es que sí había una parte de mí que se sentía agotada y necesitaba ser escuchada, mis hijos me hicieron darme cuenta. No siempre es obligatorio pensar toso “positivamente” si ello significa bloquear nuestras emociones. Podemos actuar con inteligencia emocional, siendo capaces de reconocer nuestras emociones y aprendiendo a como enfrentarlas y cambiarlas.



Tip 2: Reconoce cuáles son tus necesidades


Una vez que me di el espacio para escucharme a mí misma pude ver qué necesitaba exactamente para recuperar el equilibrio. Por una parte me di cuenta de que necesitaba más descanso y autocuidados, por el otro también reconocí mi necesidad de hablar sobre lo que estaba sintiendo. Una vez que he satisfecho esas necesidades me siento mucho más equilibrada.



Tip 3: Trabaja a todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual


Pensar en tus necesidades en todos esos niveles te ayuda a cuidarte de forma integral y a atender todas tus necesidades. Muchas veces nos centramos más en área que en las demás, y si bien todo está conectado y cuando atendemos una de estas áreas las demás también se benefician, también es importante que seamos conscientes de qué áreas no estamos atendiendo.




Espero te sea de ayuda.


¡Te dejo un abrazote!