3 Tips para una Mentalidad Emprendedora


¿Qué significa tener una mentalidad emprendedora?

Como seguramente sabes, la mentalidad es una pieza fundamental cuando se trata de nuestro éxito, o falta de él. Y cuando somos emprendedoras, más aún.


Tu forma de pensar determina tus resultados. Es así de simple. Tu creas tu vida, con cada pensamiento.


Tener una mentalidad emprendedora significa estar preparado para afrontar los desafíos que supone el camino emprendedor. Estar preparada y receptiva hacia el éxito.

Cuando queremos conseguir unos objetivos, pero nuestra mentalidad no está en sintonía, es muy difícil que podamos conseguirlos. La buena noticia es que siempre puedes cambiar tu forma de pensar. La mentalidad no es algo estático, es algo que puedes trabajar y transformar, y en la medida en que lo haces, todo tu mundo cambia también.


Te entrego 3 tips que te permitirán conseguir una forma de pensar que van a ayudarte a potenciar tu mentalidad emprendedora.

Tip 1: Es mejor hecho que perfecto


Esto significa: hazlo lo mejor que puedas con lo que tienes AHORA, lánzalo, y mejóralo después. No te conformes a esperar que llegue algún día o momento en el futuro. El momento ideal es ahora!


Veo a muchas personas temerosas a la hora de emprender. Pareciera que nunca están listas, que nunca está están preparadas o que su producto nunca es lo suficientemente bueno. Pero, mientras más esperas, más personas se están quedando sin disfrutarlo. Le envías a tu mente la instrucción de que postergarse es algo normal y por lo tanto, te acostumbrarás y adivina que… el momento NUNCA llegará!


Tip 2: Tu tienes mucho que aportar


si te comparas con los demás, siempre encontrarás que hay personas que son mejores o peores que tú, por lo tanto, siempre te sentirás inconforme. No tienes que hacer lo mismo que hacen los demás. Encuentra tu propio sitio en el mercado y haz las cosas a tu manera. ¡Precisamente es lo que te hace diferente lo que la gente quiere de ti!

Atrévete a salir de la norma, a innovar, a hacerlo distinto. Lo que les funciona a los demás no es necesariamente lo que va a funcionarte a ti.


Tip 3: Planifica tu meta en base a objetivos, define tu paso a paso


Cuando nos proponemos una meta y no estamos ejercitados mentalmente en conseguir resultados, podemos llegar incluso a colapsar. Por ello es mucho más practico dividir tus metas en objetivos y si es necesario, los objetivos en subobjetivos. De esta manera puedes organizarte de mejor manera e ir viendo resultados. Cada logro te aportará la emoción necesaria para seguir adelante. Irás viendo como se cumplen tus propósitos y sentirás una gran felicidad. Celebra cada logro, pequeño o grande!


Te cuento que como práctica diaria, he creado mi Método MAIDE. Puedes encontrar innumerables versiones de practicas similares. Este método me ayuda a mantener el foco en mis objetivos diarios. Los puntos son en base a la Meditación, Agradecimientos, Imaginación, Declaraciones, Ejercicios. Involucra toda nuestra vida espiritual, mental y física, para mantener una armonía en nuestro ser. Búscalo en los videos de mi canal y aplícalo a diario, te prometo que tendrás resultados maravillosos.


Espero te haya gustado este post.


¡Te dejo un abrazote!